5.22.2011

¡La Revolución será mestiza o no será!


Manifiesto de la subcomisión de migración para una sociedad solidaria y sin fronteras


1. Todos somos seres humanos, ninguna persona es ilegal.

2. Todas las personas, independientemente de nuestra procedencia, somos iguales en derechos. Exigimos su reconocimiento y cumplimiento y estamos en contra de cualquier tipo de impedimento o discriminación en el disfrute de todos los derechos.

3. Rechazamos el racismo y la discriminación en todas sus formas. Abogamos positivamente por la construcción de una sociedad basada en la solidaridad y el apoyo mútuo. Nos solidarizamos, apoyamos y buscamos trabajar en unión con todas las personas en consonancia con estas ideas.

4. Defendemos la libre movilidad humana y por eso exigimos el fin de la persecución, estigmstización y criminalización de las personas migrantes y de los colectivos que las apoyan, sea del tipo que sea.

5. En consecuencia, exigimos:

El cierre inmediato de los centros de internamiento de extranjeros.

El fin de las redadas racistas por parte de la policía aunque el gobierno niegue su existencia.

La derogación de la ley de extranjería.

Eliminar la financiación con fondos públicos de las prácticas discriminatorias como la segregación escolar.

La concesión de protección internacional a refugiados y apátridas.

La despenalización del Top Manta.

El fin de la externalización de las fronteras fuera del territorio europeo.

El cese de la instrumentalización de la migración por parte de los partidos políticos.

6. Es imperativo que se investiguen, juzguen, castiguen y reparen todas las violaciones de los derechos de las personas migrantes.

¡Papeles para todos o todos sin papeles!
¡Nadie es extranjero!
¡La revolución será mestiza o no será!

5.20.2011

"Los migrantes pasan por los caminos que usaba la guerrilla de Colombia"

PABLO XIMÉNEZ DE SANDOVAL, para El País | Madrid 19/05/2011

La seguridad en Centroamérica cobra una dramática actualidad con el hallazgo de 513 inmigrantes hacinados en camiones con destino a Estados Unidos, interceptados en Chiapas el pasado miércoles. El día antes, el ministro del ramo de Panamá, José Raúl Mulino (David, Chiriquí, 1959), estuvo en Madrid para participar en una reunión preparatoria de estrategias de seguridad en la región, donde el tráfico de personas no cesa de crecer y cada vez llegan de lugares más distantes.

Pregunta: ¿En qué consiste esta nueva inmigración africana que están viendo?

Repuesta: La tenemos todos. Van del centro de África hacia Suráfrica, y de allí se embarcan hacia Brasil. De allí arrancan destino norte. Según me explicó un embajador de Canadá en Colombia, los nacionales de Somalia encuentran en Canadá facilidades por reunificación familiar. Hay un problema de derechos humanos, porque son víctimas de explotación. A uno que interrogamos en Panamá le llevó dos años llegar hasta Suráfrica. Llevaba cuatro años andando. Vivía en un albergue. En este aspecto no hemos recibido ninguna cooperación de ningún país. Una vez que el africano sale de allí es extracontinental, lo llaman así no sé en virtud de qué. No lo podemos repatriar.

P. ¿Y qué pasa con ellos?

R. Es un problema, también de seguridad. Porque tú no sabes qué enfermedades tienen. Además, usan los caminos que la guerrilla tenía para pasar de Colombia a Panamá. Y los pueden usar de correos de droga. La última vez que lo verifiqué eran 30 personas al mes. Vienen mezclados. La última vez eran nepaleses. Hay eritreos, bangladesíes, indios. Yo no puedo decir que son delincuentes. Muchas de esas personas tienen educación hasta universitaria y hablan tres idiomas.

P. ¿En qué consiste la estrategia común de seguridad en la región?

R. Panamá, a diferencia del resto de Centroamérica, ya arrancó un plan, producto de una consultoría que nos hizo la empresa McKinsey & Company, desde que el presidente Martinelli ganó la elección. Nos encontramos los cuerpos de seguridad en un estado deplorable, versus una delincuencia común vinculada al narcotráfico en espiral ascendente, que nadie paró en su momento y dejaron llegar donde está, con un índice de 21 muertes violentas por mil habitantes. Lo hemos bajado desde 23. Llevamos una lucha frontal contra el narcotráfico, una recuperación de la frontera con Colombia, el Darién, que los gobiernos anteriores habían descuidado y el ELN usaba para retirarse a descansar. En algunos casos hubo enfrentamientos.

P. ¿El problema de la guerrilla en el Darién está solucionado?

R. En un 80%. Todavía tenemos presencias en el centro de la cordillera y hacia el Atlántico. Pero ciertamente está tranquila y esperamos este año limpiar Darién. Se ha hecho patrullando todos los días. Tres o cuatro patrullas de 30 o 40 hombres todos los días. Y llevando la presencia del Estado a esas áreas donde no hay comunicaciones y tienen una economía de subsistencia. Y está tranquilo. Todo el sur del Darién hasta el Pacífico es territorio libre de FARC.

P. ¿Cuál es la principal preocupación en seguridad?

R. El narcotráfico. Somos la primera frontera de Centroamérica. Las 350 toneladas que exportan los carteles colombianos hacia EE UU salían por aquellas playas. Al limpiar nosotros la presencia de las FARC hemos hecho que cambie de ruta. En vez de pasar por el golfo de Panamá, hoy día bajan hacia el sur de Colombia y Ecuador y vuelven a subir. De acuerdo con los datos de EE UU, ha cambiado de ruta el 24% de la producción de cocaína. Colombia produce hoy día un promedio de 1.500 toneladas de cocaína al año que abastecen al mundo. De ahí, unas 350 son para el mercado norteamericano, incluyendo México. El resto, a Europa o Asia, que es donde ya los precios están fuera de dimensión. En Panamá hace dos años costaba 2.500 dólares el kilo y allí está en 4.500 o 5.000 dólares. Cada vez hay menos droga, pero obviamente produce violencia. A los colaboradores cada vez más se les paga en especie, y esa droga tiene que venderse en la calle.

P. ¿Esto antes no pasaba?

R. No. Panamá siempre ha sido territorio de tránsito. No es que la calle esté inundada de cocaína, pero ha generado un problema que no existía y que ha producido inseguridad ciudadana. Hay muertes, ajustes de cuentas, sicariato... Antes la delincuencia era más autóctona. Entre el 70% y 75% de los homicidios tienen relación con la droga. Con todo y eso llevamos las estadísticas bastante abajo.

P. ¿Qué apoyo exterior tienen?

R. Hay apoyo estadounidense, que no es gran cosa. Hay más apoyo en inteligencia y capacitación por parte de Estados Unidos y Colombia, que nos ayuda mucho. Colombia tiene gran experiencia y capacidad, se ha convertido en una potencia en seguridad. En dinero, la cooperación de EE UU debe rondar los 10 millones de dólares al año. Nos hemos gastado 600 millones del presupuesto en los primeros seis meses de Gobierno.

P. ¿La fama fiscal de Panamá atrae dinero del narcotráfico?

R. Eso es más mito que realidad. En Panamá, el sistema bancario de hoy está hasta exageradamente autorregulado. Me comentó un funcionario de EE UU que le llevó 42 días abrir una cuenta corriente cuando lo trasladaron a Panamá. A la embajadora de México le costó 38 días. Yo no puedo decir que no metan goles. El narcotráfico compra cerebros y paga muy bien. Pero no son los tiempos de Noriega, cuando llegaba un camión de seguridad con 14 sacos de dinero y los bancos lo ingresaban. Bajaban bolsas de dinero como en la película Scarface.

P. ¿Tienen inmigración de Venezuela?

R. Sí. Sobre todo la más fuerte son multinacionales que tenían sede en Caracas y se han mudado de hoy para mañana a Panamá. Grandes empresas que llegan con grandes cantidades de ejecutivos bien pagados. Te llaman: 'el lunes vamos con 1.000 niños al colegio'.

5.18.2011

5.12.2011

Violan en México a niña migrante; iba a EU a reunirse con sus padres

Miroslava Breach Velducea y Fernando Camacho Servín
Corresponsal y reportero
Periódico La Jornada
Jueves 12 de mayo de 2011, p. 31

Una niña migrante de origen salvadoreño fue violada cuando viajaba por territorio nacional para reunirse con sus padres en Estados Unidos. Ahora el gobierno mexicano analiza repatriar a la víctima, a pesar de que su vida estaría en peligro.

Así lo denunció Luz Estela Castro, integrante del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres AC, quien señaló que tanto la menor, de apenas ocho años de edad, y sus familiares han sido maltratados por funcionarios del Instituto Nacional de Migración.

Debido a la miseria en su país de origen, los padres de la pequeña emigraron a Los Ángeles, California, donde actualmente residen, y dejaron a su hija a cargo de sus abuelos paternos. Sin embargo, poco después un grupo de la organización criminal La Mara Salvatrucha comenzó a extorsionarlos para no secuestrar a la niña.

Cuando los abuelos dieron aviso a los padres, éstos pagaron a un coyote 7 mil dólares para que llevaran a la menor hasta la frontera de México con Estados Unidos, pero esa persona, acompañada de tres hombres, abusó sexualmente de la menor, explicó Castro.

Cuando finalmente la víctima denunció la agresión, las autoridades de Chihuahua detuvieron a los cuatro imputados el pasado 18 de abril y se llevaron a la menor a un albergue del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), donde permanece hasta la fecha, sin que se le haya permitido ver más de 15 minutos a su abuela, Ana Girón, quien viajó a México para reunirse con ella y solicitar la custodia.

La mañana de este miércoles la señora se plantó en la plaza Hidalgo, frente al palacio de gobierno del estado, en la capital de Chihuahua, para demandar a las autoridades del DIF la entrega de su nieta.

Ahí denunció que además de que sólo la han dejado ver a la niña 15 minutos, los funcionarios del DIF la interrogaron sobre su estilo de vida y cuestionaron los motivos por los cuales los padres de la pequeña la dejaron a su cuidado.

La presidenta del DIF, Bertha Gómez de Duarte, informó que esa institución intervino a petición del INM, para proteger y brindar atención médica y sicológica a la víctima en tanto se realiza el protocolo para su repatriación.

Aseguró que la menor está recibiendo el apoyo indicado para ayudarle a superar la agresión y agregó que el DIF está comprometido a coadyuvar para que la niña y su familia estén juntos, pero tiene la obligación de respetar los lineamientos de las autoridades migratorias.

"Si hay algún procedimiento migratorio, que se cumpla, pero no pueden impedirles que se reúnan. Estamos haciendo el trámite para que la abuela pueda ver a su nieta, pero nos hemos enfrentado con la indolencia de los gobiernos de México y El Salvador", denunció Luz Estela Castro.

La también abogada aseguró que las autoridades del DIF y del INM han incurrido en violación a los derechos fundamentales de la menor al darle el trato de un adulto indocumentado, y resaltó que la situación podría agravarse si es repatriada.

Asimismo criticó al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua, José Luis Armendáriz, quien señaló que no hay certeza de que el crimen se haya cometido en la entidad. "No le compete a él saber eso, pero de inmediato salió a defender al gobierno local. La niña corre mucho peligro si es repatriada, porque allá están sus agresores. De los cuatro hombres que la atacaron, sólo uno está bajo proceso y los otros tres fueron liberados y están en El Salvador", lamentó.

Luego de la protesta que la abuela de la niña realizó frente al palacio de gobierno, integrantes de organizaciones no gubernamentales consiguieron que la delegada regional del INM, Julieta Núñez, aceptara recibir a la señora, quien solicitará ayuda de la funcionaria para agilizar el rencuentro de la niña con sus padres.

de música y transcultura



un grupo de huicholes, o cercanos al pueblo huichol, hacen una curiosa y divertida denuncia de lo que sucede en sus comunidades.